Sunday, July 16, 2017

Tokyo para Diseñadores Gráficos




Por fin llega el super post de Tokyo para Diseñadores :)

Como ya fui contando por aquí, en febrero estuve unas semanas trabajando desde Tokyo donde aproveché además para hacer el mini proyecto The Origami Project. Pues bien, Tokyo es el paraíso de los Diseñadores Gráficos. Lo tienes todo, desde lo más loco y colorido a los más minimal y tradicional. La mezcla explosiva que tanto me enamoró a mí. Todo, hasta las señales de tráfico tienen detalles que flipas. Aquí dos ejemplos.





Os voy a contar sitios que visité en Tokyo que creo que tienen interés para Diseñadores Gráficos, o para todo aquel al que le interese el tema.

MUSEOS:

MORI ART MUSEUM 1.500 yenes 

Visita super recomendada. Tienes un poco de todo y va cambiando. Es un museo curioso en lo alto de un centro comercial en el barrio de Roppongi (significa 6 árboles). Esta zona es muy popular entre extranjeros y para salir por la noche.

Para acceder al museo, tienes que coger un ascensor de 53 pisos. (También hay escaleras, pero allá tú). La entrada del museo se hace a través del Tokyo City View. Impresionante. Se ve todo Tokyo y te sacan una foto gratis. Si la quieres, la compras, si no, te regalan una fotito mini para pegar en el frigo.




En este museo, antes de entrar, hay una expo temporal dedicada a la tecnología. Amaia y yo vimos las mejores apps de 2016 de Android y encontramos cosas muy curiosas. Os dejo algunas de las fotos de las apps. La que más me llamó la atención fue la de Smart Maternity Mark, que te avisa en el móvil cuándo hay embarazadas en tu vagón de tren para cederles el piso. Parece una tontada, pero en Japón (y en España cada vez más), todo el mundo va mirando la pantalla del móvil y no se entera de lo que pasa a su alrededor. Con esto, la mujer embarazada, cuelga un dispositivo en el bolso, los móviles lo detectan y ya dan el aviso en el móvil.





Seguimos. La exposición principal, era de N.S. Harsha, artista indio que no conocíamos, pero que nos enganchó mucho con su obra. Muy comprometido y reivindicativo con la pobreza, educación y temas sociales en general.



A la salida, hay una tienda de objetos curiosos en la que te puedes pasar horas viendo cada cosa.

UKIYO-E MUSEUM 700 yenes

El Uyiko-e es una técnica japonesa de xilografía (grabado y estampación en madera) popular entre los siglos XVII y XX. Suelen ser escenas de paisajes, teatro o ya más picantonas de zonas de alterne. 
El Museo está en la zona de Omotesando, dicen que quizá el barrio más europeo por tener grandes avenidas y ser una zona comercial.



Este museo es muy pequeñito, solo dos plantas. Pero para verlo bien (te tienes que quitar los zapatos en la sala de abajo para ver algunos), te puedes estar hora y media mirando los detallitos de los ukiyo-e. Amaia y yo salimos con Síndrome de Stendhal y con mucha inspiración :)




GIBHLI MUSEUM 1.000 yenes


Si te gustaron las pelis de Totoro, La Princesa Mononoke o El viaje de Chihiro (mis favoritas) de Hayao Miyazaki, quizá quieras ir al Gibhli Museum. A ver. Os cuento mi experiencia. Conseguir las entradas fue una odisea. La primera vez que fui a Japón, no conseguí entradas porque pensábamos que una vez llegáramos allí se podrían conseguir fácilmente... meeeh. ¡Error! Conseguir entradas para el Museo Gibhli es más difícil que entrar en La Alhambra.



Si ya sabes que vas a ir, cógelas con tiempo. Tienes dos opciones: jugártela y sacarlas allí nada más llegar en una máquina en la tienda Lawson (no recomedable) o sacarlas con tiempo desde España en una agencia autorizada, JTB. Nosotras las sacamos a la carrera el día en que nos fuimos, nos las mandaron a España y desde España nos las mandaron a Japón. Fue muy emocionante porque nos llegaron el día de antes, jajaja. Revolucioné a todo el mundo, pero al final llegaron. Desde aquí vuelvo a dar las gracias a JTB por cómo se portaron con nosotros. De diez.



El museo. Lo más bonito son las exposiciones sobre animación y otra que vas haciendo un recorrido por habitaciones llenas de bocetos, viendo todo el proceso de cómo se hace una peli de animación. Ahora bien... el museo es solo para verdaderos fans de Miyazaki. ¿Por qué?
1. Porque está bien lejos, en Mitaka. Tienes que coger tren y tardas alrededor de una hora en llegar a la estación. Luego ahí puedes coger un bus o ir andando a lo largo del río (como un cuarto de hora, no más).
2. Es pequeño. Nosotras nos habíamos bloqueado un día para esto y nos lo vimos en dos horas y media. Recreándonos y haciendo cola de 20 minutos en la tienda.
3. Está enfocado a niños. En ese sentido es bastante infantil. Los espacios son más expositivos y lo más diferente son espacios creados para que jueguen los niños: el gatobús y así.
4. La tienda tiene cosas muy chulas, pero las puedes encontrar en cualquier parte de Tokyo y te evitas la cola.
5. Con el ticket está incluida la entrada al cine. Suelen tener cortos inéditos de 15 minutos que solo se pueden ver en el Gibhli Museum. Algo bonito es que la entrada es un trocito de fotograma de alguna de las pelis :)
6. No se pueden sacar fotos. Solo fuera en la entrada y en la azotea con el robot.



Resumiendo. Nos gustó, pero si no tienes una ilusión especial, quizá te decepcione un poco. Yo he disfrutado más viendo las pelis que estando en el museo.


EDO TOKYO MUSEUM. 600 yenes

Museo histórico lleno de maquetas, objetos con los que interactuar, meterse, probarse y tocar. Muy divertido y muy visual con maquetas enormes del Periodo Edo, que es la época imperial. Te cuentan la historia de Tokyo visualmente y sin leer carteles. Precioso, de lo que más me gustó de todo.



ARTS&CRAFTS:

Si viendo un washi tape te emocionas (como yo), estas son visitas obligadas. Fliparás aquí:

KAIKAN ORIGAMI MUSEUM


Este museo de la Papiroflexia, del que os había hablado. Como Museo no tiene mucho misterio (de ahí que la entrada sea gratis). Lo más curioso es subir al taller donde te asomas a la puerta y ves a un trabajador tintando los papeles. Por lo demás, es una tienda donde a veces encuentras al Director haciendo papiroflexia en vivo.
Tienes todo tipo de papeles y libros sobre la técnica del Origami.




LOFT

Esta tienda es super reconocible por su logo: negro y amarillo. Al que fui yo estaba en Shibuya, al lado de Muji. Esta tienda está llena de todo, pero os destaco dos cosas: la zona (pequeñita) de terrarios, musgos y plantas aéreas y la zona de papelería (grande) donde tienes para elegir cientos de washitapes, pegatinas, marcapáginas, cuadernos, libretas, tijeras.. en fin. Todo tipo de herramientas y papeles para manualidades.

Además, tienen una zona de terrarios, plantas aéreas y bonsais. Yo no pude llevarme nada porque en el avión no podía. Por otro lado, menos mal...



TOKYO HANDS

Es como Loft, pero más grande, tipo grandes almacenes, que tienen de todo. Está divida por plantas y cada una es una temática.




Mis plantas favoritas: la de cocina (flipas con la de inventos que tienen), la de manualidades (lo mismo, es como Loft pero un poquito más barato) y la planta de arriba que tienen un café ambientado como si estuvieras en el bosque con productos científicos y un rinconcito para piezas hechas a mano por diseñadores. Hay varios, el más grande es el de Shinjuku.


BARRIO SHIMOKITAZAWA

En este barrio hipster, menos turístico y más japo, hay una calle con cafés, tiendas de ropa de segunda mano y tiendas de diseño independiente. El café Darwin Room Liberal Arts Café, lleno de hiedras y libros, Flamingo (tienda de segunda mano) o la tiendecita SANSATO con mil cosas de Ilustración, Diseño y artesanía, por ejemplo.











CENTRO COMERCIAL AKI OKA ARTISA 

Otro sitio con tienda de artesanía japonesa. Es como una especie de espacio comercial donde solo hay diseñadores independientes. Tiendas de artesanía, de objetos, papelería, bolsos, muebles, decoración...

LIBROS:

Y ya por último, os recomiendo tres libros relacionados, aunque hay mil que os diría:



Ukiyo-e. The Art of the Japanese Print. Libro sobre la técnica del ukiyo-e muy visual y bien explicado. Si no podéis ir hasta Japón a ver el museo, os recomiendo este libro, que explica muy bien paso a paso la técnica con imágenes.





Kana para recordar. Libro para aprender Japonés de manera fácil con reglas mnemotécnicas. Parece imposible pero se puede aprender japonés!!
Otra idea es aprender con Duolingo o las Tiny Cards que acaba de sacar el curso de japonés en inglés :)





Yokai. Fantasmas y monstruos de Japón. Y este libro fantasmas que te acerca un poquito a la cultura y supersticiones japonesas. Super bonito, con ilustraciones y con historias que dan incluso miedito.






Estupor y temblores de Amélie Nothomb es uno de las primeras novelas que me leí sobre cultura japonesa. Cuenta la vida (autobiográfica prácticamente) de una chica belga que empieza a trabajar en una empresa japonesa y me impactó mucho. También está la peli para los vagos.





El elogio de la sombra. de Junichiro Tanizaki. Ensayo que habla sobre la luz y la estética japonesa. Un libro muy cortito y muy sutil. Solo apto para refinados, jajaja


Para cómics y manga, visita obligada Akihabara, por supuesto. Es el barrio tecnológico donde encontrar todo lo relacionado con el anime y frikadas varias. Ya lo daba por hecho :)

Y ya por último, os dejo este artículo sobre Wabi-Sabi, o el arte de ver la belleza en lo imperfecto y no dejéis de comer Kik-Kat de té verde. ¡Me encanta!
Espero que haya merecido la pena la espera.



No comments: